A - Medicina del Alma, B - Cristina Aurora: De OCA a OCA y tiro porque me T-OCA, C - Alquimia-Gnosis- Metafisica., C - Autoconocimiento-Crecimiento personal -

Realizar mis sueños y la disciplina.

La disciplina tiene dos caras, como todo en un mundo dual, así como los sueños y el sentir…

Sueños: sentir del corazón y deseos: sentir del miedo o Ego…

Los sueños y la disciplina que requieren para hacerse realidad es toralmente natural cuando sale de la voluntad… Es decir del corazón.

Una decisión tomada desde la nobleza del corazón va a realizarse sin esfuerzo para seguir adelante le cueste lo que le cueste.

La voluntad no es algo de la cabeza es un estado del Corazón que se manifiesta en la perseverancia hasta lograr lo que uno anhela.

Entonces la disciplina no es algo forzado sino más bien acciones que se enlazan hasta regocijarse de lo conseguido. No hay olvido y se hace naturalmente, duela o no, lo necesario.

No se convierte en rutina sino en una filosofía de vida agradecida, por cumplir pase lo que pase con ese sueño, alimentando la confianza en uno mismo a cada logro.

Acciones que brotan sea como sea al margen de las circunstancias.

No hay escusas ni se buscan. Se hace lo que se siente sin más… Y eso se convierte en hechos recurrentes en pos de este logro sin darle mayor importancia.

Esa autoridad proviene de la potencia del Corazón y tarde o temprano va a cumplir con ello.

Lo que no es con ese sentir y resultados es disciplina del ego…

El ego o miedo funciona desde el “no- puedo” y por lo tanto desde el esfuerzo y sacrificio para alcanzar la meta que se ha propuesto.

Alcanzar un deseo que está fuera del “no puedo” para poder realizarlo requiere entonces militarización… guerra a las fallas de uno hasta lograr “el puedo”.

En el corazón el “no puedo” no existe. Por lo tanto no se trata esta vez de un sueño sino de un deseo. Una fantasía ya que no tiene corazón…

Ir a la guerra contra el enemigo(el corazón) que se lo impide y disciplinarse para robarle “el puedo” es la disciplina que sale de la obligación que uno se auto impone desde la cabeza para ese deseo.

Cuando el ego es aun muy poderoso y no le devuelve el sitio que ha ocupado al corazón, la guerra es inevitable.

Se confunden sueños con deseos y la guerra con las debilidades para instaurar una disciplina forzada a través del intelecto en una dirección que no es del alma puede ser muy larga y decepcionante.

Lo suficiente para darse cuenta que no eran sueños reales sino deseos inútiles y frustrantes por mucho que se logren…

Y aceptar por hastío que uno anteponia deseos al verdadero sueño y descubrir su vocación soltándose a la guía del real anhelo.

Pues tarde o temprano el corazón recobra su lugar y la confusión desaparece.

Resumiendo, si no consigues disciplinarte en algo ese no es tu camino. Busca tu corazón, es la disciplina ineludible de cada uno… Te conoceras un poco más a ti mismo.

Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s