D - Salud y bienestar

La Obsidiana, Piedra de Sanación Ancestral

 

 

La obsidiana es un vidrio volcánico formado por el brusco enfrentamiento de lava volcánica rica en óxido de silicio.

Esta piedra encierra el poder de hacer que las cosas aparezcan, de revelar ideas, es decir, provocar que aquello que se encuentra escondido o dormido en el inconsciente salga a la luz. Por ello se la considera también la diosa de los tesoros escondidos. En nuestra mente, muchas cualidades se encuentran en la oscuridad, a la espera de poder manifestarse.

La Obsidiana libera los sentimientos, de modo que puedan ser transmutados en otras formas, a través de expresiones creativas.

 Dado que se la relaciona con las fuerzas creativas y de regeneración, se la relaciona con el Primer chakra, si bien son las gemas rojas las que pertenecen a este centro de energía Base. La Obsidiana actúa sobre el aparato reproductor y al mismo tiempo ejerce gran influencia sobre los meridianos que corresponden a este chakra: el Intestino grueso (Ig) y el Intestino delgado (Id), ambos meridianos Yang. En ambos, se utiliza para sedar y así corregir los síntomas más comunes provocados por exceso de energía, es decir la sequedad de labios, ruidos en el tubo digestivo o presión en el vientre (Ig), y dolores en las orejas, zumbido en los oídos, o dolor de un solo lado de la cabeza (Id).

 La obsidiana tiene la virtud de guiar al espíritu por las zonas más oscuras del subconsciente.

 Se aconseja que sólo sean utilizadas por personas de sólido equilibrio emocional.

En la antigüedad dan cuenta de una misteriosa bebida que se preparaba a partir de polvo de obsidiana y que ingerida antes de conciliar el sueño, permitía "ver el origen de todas las cosas".
Son muy adecuadas para alcanzar las experiencias más profundas, absorbiendo la energía necesaria para arrojar al exterior, todo lo negativo de nuestro ser.

Se considera una piedra mágica y sagrada. Además, por ser un mineral de origen volcánico se le relaciona con el elemento fuego y se considera una piedra de autoconocimiento con carácter terapéutico, es decir, una “piedra que actúa al igual que un espejo cuya luz hiere a los ojos del ego que no desea ver su propio reflejo”.

 Era considerada el mítico espejo, escudo generador y poseedor de las imágenes que reflejaba.

Asociada al jaguar en Méjico y empleada por chamanes desde todos los tiempos.

Yacimientos en España: Canarias.

 

 

Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s